10 mil personas disfrutaron la VI Fiesta de la Vendimia Toconao 2018

Escrito por

Como un éxito rotundo calificaron los organizadores del evento, la VI Fiesta de la Vendimia realizada en el desierto más árido del mundo, donde los pueblos atacameños de Toconao, Socaire, Talabre, Río Grande, San Pedro de Atacama y sus ayllus, se dieron cita en Toconao para mostrar su rica cultura: Vitivinícola, culinaria, artesanal, agrícola y musical. Una gala de sus tradiciones ancestrales.

Fueron dos días de fiesta donde 10 mil personas conocieron la riqueza de la Cultura Atacameña, una iniciativa que se va posicionando como uno de los encuentros culturales más grandes del norte. Esto en un esfuerzo mancomunado entre la comunidad, SQM y autoridades locales y regionales, quienes liderados por la Cooperativa de Viñateros Likanantay -conformada por 20 productores del vino Ayllu- realizaron el lanzamiento oficial de los mostos Malbec y Syrah, al unir sus producciones de cepas y obtener un solo vino Ayllu. Todo un hito para el pujante brebaje que se posiciona como un vino de altura premium.

“Tenemos más de 8 mil botellas este año, por lo que es necesario tener una bodega más grande. Nuestro vino Ayllu sigue creciendo en volumen y calidad, superando las dificultades naturales de producir vino en el desierto más árido del mundo, a más de 2.400 msnm y por manos atacameñas, características que lo hacen único afirmó Wilfredo Cruz, presidente de la Cooperativa de Viñateros de Altura Likanantay.

Esta gran fiesta fue encabezada por la diputada, Paulina Núñez; el alcalde de San Pedro de Atacama, Aliro Catur;  el ministro de Vivienda u Urbanismo, Cristián Monckeberg y el intendente región Antofagasta, Marco Antonio Díaz quien señaló “Este vino producido en condiciones críticas,  todos los días del año, pero con una pachamama que lo cuida,  que lo abraza para que salga el vino hay que cuidarlo, este es un vino de esfuerzo,  usted recibe   un  Ayllu  hecho con  delicadeza desde la primera gota que beso el suelo hasta la primera poda que se hizo, fomentemos estos vinos” resaltó la autoridad regional.

Hace diez años que el programa de fomento agrícola Atacama Tierra Fértil de SQM apoya la producción de Ayllu, a través de la asesoría técnica en desarrollo rural sustentable, por parte de agrónomos, viticultores y enólogos. También cuenta con la contribución de la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura, la Municipalidad de San Pedro de Atacama e INDAP. Además, la compañía minera construyó una bodega de vinificación en Toconao, que ha sido fundamental para la elaboración de este mosto.

AYLLU, EL SABOR DEL DESIERTO

En el marco del programa Atacama Tierra Fértil de SQM un grupo de 19 agricultores de los sectores de Celeste, Toconao y San Pedro de Atacama, produce vino sobre los 2.400 metros de altura. Es ya la séptima cosecha de vino Ayllu, que en Kunza significa “comunidad” y que da cuenta de la voluntad de desarrollar la industria vitivinícola en condiciones que no son las tradicionales, con modernas técnicas y asesoría de expertos nacionales e internacionales.

El Ayllu es un vino de autor. Cada etiqueta lleva el nombre del agricultor que lo produjo, el número de metros cuadrados de la viña, la cantidad de parras de su predio, las botellas producidas por año y los metros sobre el nivel del mar de dicha producción. Además, se incluyen las coordenadas geográficas de la procedencia del viñedo para poder conocer la procedencia geográfica exacta del mosto que se está bebiendo.

Estas características lo han ido posicionando para su comercialización en hoteles y restaurantes de la región de Antofagasta, señaló Pablo Pisani, gerente de Sustentabilidad SQM “con el consiguiente beneficio directo para los productores locales, quienes han incrementado la economía familiar, pero también han abierto un nuevo polo de desarrollo económico para la zona. Con tours a sus viñas y desarrollo de restoranes asociados a la marca Ayllu”, añadió el ejecutivo.

Al inicio del programa Atacama Tierra Fértil de SQM, la economía de la vinicultura en Toconao y sus alrededores se sustentaba en 1.600 parras repartidas en distintos agricultores y terruños. En la actualidad ya se han plantado 22.000 parras de las variedades País, Pinot Noir, Malbec, Petit Verdot, Syrah y Chardonnay.

Esta sinergia comunidad-empresa-gobierno, ha situado al vino Ayllu como un modelo de innovación en términos medioambientales. Destaca su eficiencia energética, sus menores costos de producción, así como la incorporación que hace de riego tecnificado, automatizado y propulsado por energía solar para un mejor uso del agua en su proceso productivo. Además, se incorporó equipamiento de laboratorio de primera línea, acorde con las exigencias del mercado.

Etiquetas del artículo:
· · ·
Categorías de los artículos:
Cultura · Espectáculos y Entretención

Comentarios cerrados.