Ahora o nunca es la consigna que invita a artistas de todo el mundo a participar del noveno Festival de Arte Contemporáneo en el Desierto de Atacama

Escrito por

Si Origen y mito –la temática que marcó la versión 2018 de SACO– cuestionaba las historias oficiales a través del arte con propuestas críticas de nuestro pasado, Destino, el 2019, indagaba si el futuro de la humanidad podía construirse o deconstruirse a través del arte, la ciencia, la intuición o simplemente, el sentido común. Faltaba cerrar esta línea temporal con el punto medio, el más efímero e inasible, pero aún así seductor para todo artista.

Por eso es que Ahora o nunca se convirtió en el concepto clave de la novena versión de SACO, festival ya instalado como uno de los más relevantes para el arte contemporáneo en Sudamérica.

El 5 de diciembre, SACO abrió su convocatoria internacional para que artistas postulen a ser parte de esta exposición que se realiza en el Muelle Melbourne Clark de Antofagasta. En ella, los seleccionados intervienen este espacio histórico con obras que interactúan con el público en un entorno urbano de libre acceso. En 2019, la exposición de los siete artistas seleccionados entre 226 propuestas recibidas concitó la atención de casi 32 mil personas.

La Directora de SACO, Dagmara Wyskiel, comenta que “la conexión del festival con los tiempos de destello social y mental en Chile, está explícitamente señalada en el manifiesto – texto curatorial de SACO9: Solo puedes tener certeza sobre lo que vives. El no presente es igual al no existente (…) Estamos seguros que estamos vivos en este instante. Que estamos. Que somos”.

La convocatoria estará abierta hasta el próximo 5 de marzo. Las bases, el formulario de inscripción, así como mapas, referencias y otros detalles para postular, están disponibles en www.proyectosaco.cl.

Museo sin museo

Al mismo tiempo, el equipo de SACO está trabajando fuertemente en las otras secciones del evento. Entre ellas, museo sin museo, instancia generada debido a la escasez de espacios físicos destinados a la exhibición de arte en el Norte de Chile, asociándose con diversos recintos públicos y privados para levantar, este año, una serie de exposiciones en torno al concepto Ahora o nunca, desplegando estas muestras por la ciudad y fuera de ella.

“Vamos a tener muchos diálogos latinoamericanos, desde lugares complejos como la desigualdad y el poder que se ciega y se niega a escuchar al pueblo hasta llevarlo a los extremos. Seguiremos trabajando en las residencias arte&arqueología y arte&atronomía con artistas de Argentina, un intercambio de residencias enfocadas en terrodeformación y zonas extractivistas entre norte de Chile y Minas Gerais en Brasil y desde este mismo país, un proyecto curatorial recíproco de dos artistas y un curador. Abriremos las puertas a las reflexiones sobre nuestro presente a artistas de Francia, Chile, Inglaterra, Corea del sur, Polonia y España y a los registros de fotógrafos y audiovisualistas locales sobre el despertar chileno en el desierto”, enfatizó Wyskiel.

Es justamente esta contingencia la que fundamenta la propuesta de Ahora o nunca, que se venía fraguando desde hace tiempo en la organización del Festival para construir el puente entre los conceptos de las dos versiones anteriores. “Está claro que SACO9 va a ser distinto, porque se va a realizar en un país diferente en donde se están produciendo cambios irreversibles en el camino hacia la igualdad, los derechos y la soberanía desde la ciudadanía. Eso se reflejará en el próximo festival y es por eso que estamos pensando en las herramientas, los programas educativos y los dispositivos que visibilicen y reúnan los elementos visuales que puedan dejar testimonio de lo que estamos viviendo desde fines de 2019”, recalcó la directora del Festival.

Esto tiene directa relación con otro de los pilares clave en la realización anual de SACO. “Nuestro más importante quehacer, a la par con museo sin museo, es escuela sin escuela, que siempre ha respondido a las falencias de la educación formal en artes, desde la primaria hasta la universitaria, haciéndonos cargo de lo que no hace el Ministerio de Educación. Vamos a seguir en la misma línea, por eso desde noviembre de 2019, implementamos la Educación Cívica para jóvenes desde nuestra sede” aclara la artista polaca radicada hace casi 20 años en Antofagasta.

Este esfuerzo por cerrar un ciclo en la realización del festival y sus convocatorias temáticas, no solo obedece a cerrar la trilogía de eventos que unen pasado, futuro y presente, sino que también a que esta será la última versión anual del evento, ya que a partir del 2021, SACO tras sus nueve ediciones, se transformará en la Bienal de Arte Contemporáneo de Chile, expandiendo una vez más los límites de la ciudad y del arte con acciones significativas a través del desierto, y más allá, en la extensión del territorio nacional.

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Cultura

Comentarios cerrados.