Connect with us

Cultura

“Chajnantor, mirar hacia atrás”, de La Huella Teatro, retorna tras 11 años de su estreno.

Publicado

el

En 2011, La Huella Teatro montaba por primera vez “Chajnantor, mirar hacia atrás» en el Teatro Municipal de Antofagasta. La obra, sobre ritos mortuorios de los pueblos indígenas precolombinos del Norte Grande, se reestrenará este 2022, a propósito de la coincidencia de tres hitos relevantes: el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, la inminente declaración en Calama de la lengua Ckunsa como el idioma madre del pueblo Licanantay, y la inscripción oficial del asentamiento y momificación artificial de las momias Chinchorro, en la Lista de Patrimonio Mundial del Comité de Patrimonio de la Unesco.

“Remontar esta obra es fortalecer los procesos de memoria, educativos y de socialización, teniendo como eje la revaloración del patrimonio inmaterial de la historiografía de los pueblos indígenas. En miras al reconocimiento fehaciente de Chile como un Estado Plurinacional, adquiere aún más preponderancia dar a conocer esta pieza teatral”, comenta Alejandra Rojas Pinto, directora de la obra.

“Chajnantor, mirar hacia atrás”, narra la historia de una abuela que, mientras cava el hoyo en donde irá la piscina que prometió a su nieto, se encuentra con algo más que tierra. El hallazgo es el inicio de un viaje que moverá polvo, tiempo y espacio, teniendo el privilegio de entrar al lugar al que solo se accede por una vía: la muerte. En las manos de la anciana estará el destino final que los antiguos trazaron para los suyos.

“Chajnantor” se aproxima a 2 culturas del norte de Chile, Chinchorro y Licanantay, que, si bien no son contemporáneas entre sí, comparten la visión de que la muerte no es el fin, sino el inicio de otro viaje. De esta forma, la obra es una invitación a reflexionar sobre la relación con los pueblos indígenas, a hacerse parte del rescate de la memoria, y a comprender que la identidad es un valor inmaterial que no se puede desconocer, debiendo respetar aquello que otros, en este tiempo u otro, consideraron sagrado.

“Creo que la magia de ´Chajnantor` está en poder reivindicar a nuestros ancestros, en dar nuestros respetos a ellos y a los pueblos originarios. Es poder comunicar que, a través del teatro, podemos entender conceptos o premisas tan importantes como respetarles y recordarles”, argumenta Valentina Escorza Luongo, actriz de La Huella Teatro, asistente de Dirección y entrenadora de actores y actrices de la obra.

El remontaje de “Chajnantor, mirar hacia atrás” es un proyecto adjudicado al Fondo de Artes Escénicas en la Línea Remontaje Escénico Nacional, y cuenta con la colaboración de la Fundación Ruinas de Huanchaca, en coproducción con La Huella Teatro, iniciativa y trabajo que fue destacado por el seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Antofagasta, Claudio Lagos Gutiérrez.

“Me gustaría relevar el trabajo que hace la Huella Teatro y que lleva realizando hace mucho tiempo, a propósito de la raíz de teatro antropológico en torno al remontaje de ´Chajnantor, mirar hacia atrás`, una obra que habla de los pueblos originarios, de la cosmovisión, del rescate; de esta mirada distinta e ingenua de los niños de pueblos originarios, frente a lo que significa el rescate y la mirada más occidentalizada, esta contraposición de mundos que se genera y que nos hace reflexionar acerca de lo que está sucediendo con el patrimonio de nuestro país y lo que significan estas diferentes naciones, pueblos originarios que coexisten y cohabitan en nuestro país. Valoramos esto y como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio estamos trabajando fuertemente en este rescate y en el apoyo que significa la investigación y el trabajo que realizan entidades tan importantes como la Huella Teatro, de la mano de Alejandra Rojas”, agregó la autoridad regional de las Culturas.

La directora del montaje, enfatiza en que “reponer `Chajnantor, mirar hacia atrás´, no sólo aporta a las artes escénicas y su relación con una mirada antropológica, sino también a reflexionar acerca de nuestros antepasados y su memoria, siendo una propuesta que pone en valor el patrimonio inmaterial de la historia de dos pueblos indígenas del norte grande. Mirar hacia atrás… eso es CHAJNANTOR, respetar el viaje de nuestros muertos, respetar la memoria”.

 

Ficha artística: 

 Un proyecto de La Huella Teatro 

 Dirección general: Alejandra Rojas Pinto.

Dramaturgia: Amarilis Colomba Rojas.

Asistencia dirección: Valentina Escorza

Producción general: La Huella Teatro.

 

Elenco:

Valentina Escorza.

Ornella Rocco.

Mariana Barahona.

Gabriel González.

 

Diseño sonoro: Claudio Merlet.

Diseño escenografía: Eduardo Jiménez y Alejandra Rojas.

Asistente de diseño escénico: Karla Ramos.

Diseño y confección de Máscaras, arreglos marionetas: O´Ryan Lab.

Confección vestuario: Eliana Rojas.

Diseño iluminación: Julio Escobar.

Iluminación: Franne Goic.

Sonido: Romina Roa.

Registro audiovisual: Patricio Farías.

Prensa: Lorena Álvarez Chávez, Catalina Tapia.

 

Financiado por Fondo de AAEE, Remontajes Escénico.

Patrocina: Unesco y Fundación Ruinas de Huanchaca.

Cultura

A 150 años de su fundación: historia y relevancia de la municipalidad de Antofagasta

Publicado

el

El 25 de enero pasado la municipalidad de Antofagasta cumplió 150 años de existencia. Creada en 1872 con el objetivo de dar orden al embrionario poblado fundado apenas cinco años antes por las autoridades bolivianas, la entidad edilicia ha sido desde entonces el garante del ordenamiento territorial de la comuna.

Por este motivo, la Corporación Cultural de Antofagasta, en conjunto con la Universidad Católica del Norte (UCN), a través de su Escuela de Derecho y el Centro de Estudios Históricos y Jurídicos, realizaron un conversatorio abierto a la comunidad sobre la historia de la conformación de la casa consistorial.

En la oportunidad, expusieron el Premio Nacional de Historia y Dr. Honoris Causa de la UCN, Lautaro Núñez; el investigador e historiador UCN,

José Antonio González; el abogado y director del Magíster en Derecho UCN, Francisco Sanz; el académico y director del Programa de Magíster de Arquitectura en Zonas Áridas UCN, Claudio Galeno; y el director de la Escuela de Arquitectura UCN, José Guerra Ramírez.

También se contó con la participación del encargado del Área de Investigación Histórica y Biblioteca Patrimonial del Museo de Antofagasta, Héctor Ardiles.

ORÍGENES

El Dr. Lautaro Núñez Atencio partió explicando que desde tiempos prehispánicos, incluso pasando por la colonia, el enclave donde hoy se encuentra la ciudad no presentaba mayor importancia. “Tenemos vestigios que desde hace 11 mil años las costas de la región han sido habitadas por pescadores, pero Antofagasta no figuró mayormente. Por ello es que no existen iglesias coloniales en la ciudad, como sí lo hubo en Cobija. Esto se debe a que no había un vínculo con la corona española”, cuenta.

Agrega que ya la actividad minera se produce durante la primera etapa de la república, llegando a la expansión territorial con el descubrimiento del mineral del Caracoles en la década del 70 del siglo XIX. “En consecuencia, hubo tres siglos en donde Antofagasta mantuvo durante el régimen colonial una vida costera de exploración minera en menor escala, hasta que comienza la modernidad gradualmente, en donde se establece que Antofagasta podría ser la puerta de entrada y salida de todo tipo de exploración minera”.

Es en ese contexto en que se funda la ciudad en octubre de 1968, creándose su municipalidad en 1872 para dar un ordenamiento territorial al expansivo desarrollo urbano que existía a fines del siglo XIX.

CRISIS DEL SALITRE

Por su parte, el investigador de la Escuela de Derecho, Dr. José Antonio González, abordó la relación entre el municipio y la ciudadanía durante la crisis del salitre que afectó a la región en la década de los 30 del siglo XX. “Los años 30 van a significar un azote al país por la crisis financiera, la cual afecta a la zona por su producción del salitre. Aquí nos encontramos con una resiliencia de la ciudadanía de Antofagasta, porque busca las estrategias de cómo hacer frente a la pérdida de su soporte productivo, y cómo la cuantiosa inmigración extranjera en el país articula posibilidades de enfrentar y aunar esfuerzos a fin de buscar la colaboración de corporaciones para enfrentar al centralismo político de Santiago”, explica González.

Ante esto, añade la relevancia que tuvo el movimiento civilista constitucionalista surgido en Antofagasta en septiembre de 1932, el cual terminó con una seguidilla de juntas militares que gobernaron el país. También expuso el académico de Derecho UCN, Dr. Francisco Sanz, con su ponencia “El modelo regionalista y su impacto en el texto constitucional”, donde explicó la importancia de la existencia de un Estado regional.

“En el artículo 190 del borrador que, de ser aprobado, sería la nueva Constitución, se exige que el Estado regional se articule con los principios de la plurinacionalidad, pero la realidad de Chile con la de Bolivia o Nueva Zelandia es muy diferente. Acá habría una dificultad, porque este artículo establece que no es posible un Estado regional si no se articula con la plurinacionalidad y, por ende, si no hay plurinacionalidad no hay Estado regional”, opina.

ORDENAMIENTO Y ENTORNO

El académico de Arquitectura UCN, Dr. Claudio Galeno Ibaceta, basó su ponencia sobre los primeros planos de arquitectura de la ciudad, desde 1966 hasta 1989. “Fue Jorge Poblete quien elaboró el primer plan regulador de la ciudad, realizando visitas para conocer los problemas de Antofagasta y reunir los antecedentes a fines de la década del 50. Antofagasta asemejaba a un gran anfiteatro, por lo que había que dotarla de caminos que la conectasen con las partes altas”, explica el urbanista.

Agrega que para 1981 el plan regulador estableció que la comuna tenía 25 kilómetros de largo por dos kilómetros en su área más ancha, que correspondía al sector de Salar del Carmen, con 2,6 kilómetros.

Por su parte, el director de la Escuela de Arquitectura, Dr. José Guerra Ramírez, expuso sobre “Comuna energética y sustentable, relaciones sociales y energías renovables”. “Debemos entender que Antofagasta es una ciudad en el desierto costero, y su realidad junto al mar siempre ha definido su identidad. Muchas veces olvidamos que esta ciudad está en el desierto. Además, la expresión de las energías renovables ha estado presente en el desarrollo energético de la ciudad, y hay que entender que las estrategias de adaptación a la ecología del desierto son parte de una arquitectura regional y sustentable”, manifestó.

Seguir Leyendo

Cultura

Antofagasta en 100 palabras rescata la memoria de diferentes barrios de la ciudad en últimos días de convocatoria

Publicado

el

En los últimos días de convocatoria para participar en la XIII versión del concurso de cuentos breves “Antofagasta en 100 Palabras”, los presentadores, Escondida | BHP y Fundación Plagio, han organizado una serie de talleres presenciales de escritura creativa para incentivar a toda la comunidad a escribir relatos de un máximo 100 palabras y enviarlos antes del cierre del concurso programado para el 8 de agosto.

De esta forma, “Antofagasta en 100 Palabras” trabajará junto al programa Minvu “Quiero Mi Barrio” con talleres presenciales y gratuitos sobre escritura y memoria, los días miércoles 27 y jueves 28 de julio en cuatro barrios intervenidos por ellos en la ciudad de Antofagasta. Allí los asistentes podrán hacer ejercicios prácticos y creativos de escritura creativa en torno a su propia memoria barrial.

“Parte esencial del proyecto Antofagasta en 100 Palabras es el rescate de nuestra memoria colectiva, gracias al programa de talleres que realizaremos junto a Quiero mi Barrio podremos conocer la historia íntima de diferentes barrios antofagastinos gracias al talento creativo de sus vecinos y vecinas. Están todos invitados a ser parte de esta iniciativa”, comenta Soledad Camponovo, Coordinadora General de Fundación Plagio.

Los talleres, que se realizarán bajo el nombre de “Antofagasta en 100 Palabras en tu barrio”, serán impartidos por profesionales expertos de Fundación Plagio y se realizarán en los barrios: Punta Angamos-Manuel Rodríguez (miércoles 27 de julio, a las 19 horas, en Isabel Riquelme con Azapa), Barrio El Golf (miércoles 27 de julio, a las 19 horas, en Elqui 498), Barrio Chuquicamata (jueves 28 de julio, a las 18 horas, en La Cañada 160, sede vecinal) y Barrio Lautaro (jueves 28 de julio, a las 18 horas, en Vallenar 678).

“Como Escondida | BHP nos sentimos orgullosos de ser parte de Antofagasta en 100 Palabras y de generar instancias que posibilitan acercar la escritura a toda la comunidad generando espacios creativos y de expresión ciudadana que rescatan la identidad de cada localidad con sus particularidades. Esto es parte de nuestro compromiso en Valor Social con la comunidad de la cual formamos parte”, comenta Andreína Marenco, Especialista de Asuntos Corporativos de Escondida | BHP.

Quienes quieran participar de estos talleres gratuitos “Antofagasta en 100 Palabras en tu barrio” deben inscribirse a través de un formulario, que está disponible en www.antofagastaen100palabras.cl y el Instagram y Facebook del concurso.

Por otro lado, el próximo martes 2 de agosto el escritor antofagastino Rodrigo Ramos Bañados (autor de Alto Hospicio, Pop, Pinochet Boy y Ciudad berraca) llegará hasta el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Antofagasta para realizar un taller de escritura a un grupo de personas privadas de libertad. En la instancia, el escritor enseñará técnicas para escribir un microcuento a los internos.

“En el taller entregaré “tip” sobre cómo desarrollar un relato breve de ficción, basándose en recuerdos o experiencias de la ciudad donde vivimos. Estos recuerdos pueden ser desde una anécdota personal, o hasta captar una conversación en la locomoción colectiva. De ahí la importancia del diálogo, en este caso el relato oral, que está presente en todos lados. Una vez sabiendo lo que vamos a escribir, le damos la estructura, en cuanto al inicio, desarrollo  y final, haciendo énfasis en el desarrollo de las metáforas como elemento literarios. Además leeremos cuentos seleccionados de versiones del concurso Antofagasta en 100 palabras”, Rodrigo Ramos Bañados.

Este taller se realiza en el marco de la alianza entre Fundación Plagio y Gendarmería, donde desde 2017 se llevan a cabo talleres de escritura creativa en diferentes recintos penitenciarios a lo largo del país.

Además, el mismo martes 2 de agosto se realizará un taller presencial y gratuito de escritura creativa en Ollagüe, con el fin de incentivar la creación de cuentos breves en toda la comunidad de la comuna. La actividad se realizará en la Escuela Rural San Antonio de Padua (Ignacio Carrera Pinto s/n, Ollagüe). Horario por confirmar.

Cabe destacar que la XIII edición de “Antofagasta en 100 Palabras” entregará ocho premios, que van desde una biblioteca avaluada en $250.000 hasta $2.000.000, para el autor o autora del cuento ganador del Primer Lugar. Los relatos serán elegidos por los escritores Pía Barros y Francisco Mouat, y el académico de la Universidad Católica del Norte, Javier Mercado.

Seguir Leyendo

Cultura

Espacio Fitza lanza convocatoria para artistas de la Región de Antofagasta

Publicado

el

El pasado viernes 15 de julio se llevó a cabo el lanzamiento oficial de las bases de la tercera y última convocatoria de “Territorios 2022” en Espacio Fitza, instancia en que se presentó en detalle el proceso de postulación con el propósito de resolver dudas a los interesados.

 Hasta la fecha, se han realizado tres convocatorias con el fin de financiar un total de más de 11 proyectos artísticos en la Región de Antofagasta, los que se dividen en diversas categorías. Una de ellas es “Creación no Convencional”, es decir, obras teatrales que no se vean limitadas por un teatro tradicional y que a su vez, pueda prescindir de recursos técnicos al momento de realizarse.

Otra categoría dentro de esta convocatoria es la de “Creaciones Literarias”, que consiste en un texto formulado a partir de una investigación relacionada con nuestro patrimonio e identidad.

La última categoría, denominada “Creación Sonora”, está directamente relacionada con la anterior, ya que permitirá la grabación de este texto, ya sea como un relato, monólogo, radioteatro u otro formato auditivo.

Igualmente se realiza un llamado para dos Residencias: Barrial y Extrema. En el caso de la primera, los participantes podrán ejecutar cualquier proyecto artístico en alguna población específica de la ciudad. Mientras que en la otra, el o los artistas viajarán a distintas zonas extremas de la región para trabajar in situ con las personas del lugar y generar un proceso creativo.

 

ESPACIO FITZA

 Durante el último año, Espacio Fitza se ha transformado en un lugar en donde convergen diferentes disciplinas artísticas, generando instancias colaborativas como encuentros, muestras y talleres.

El recinto, ubicado en Orella 982, es uno de los pocos que actualmente se encuentra funcionando como un espacio creativo para las artes escénicas en Antofagasta.

Respecto al financiamiento y el trabajo realizado durante este año, el Co-director del Proyecto Espacio Fitza, Daniel Lattus, comentó estar muy conforme con todas estas iniciativas. “Este es un gran proyecto artístico que por primera vez es dirigido única y exclusivamente para los artistas de la segunda región”.

“No sólo permitirá dar apoyo a los que se han visto muy afectados por la situación económica que trajo la pandemia en los años anteriores, sino que también generará empleabilidad a varios de ellos, permitiéndoles así costear algo de los procesos creativos que generalmente están siempre sujetos a concursos públicos u  otros privados o simplemente por autogestión”, manifestó Lattus.

Además agregó que es muy importante dar a conocer sobre este financiamiento, ya que, si bien hubo bastante participación en las convocatorias anteriores, aún se puede llegar a muchas más personas.

Esta última convocatoria, que finaliza el 25 de julio, acogerá ocho proyectos creativos de distintas comunas de la región. Las bases ya se encuentran disponibles en la página web www.agrupacionpedrodelabarra.cl para los artistas interesados.

Seguir Leyendo

Tendencias