Connect with us

Cultura

Diversidades Compartidas expondrá su muestra paralela en AutoClub como parte del desembarco de CHILARTe en Antofagasta

Publicado

el

Con una  exitosa  inauguración en  Hotel del Desierto de Enjoy Antofagasta, comenzó la exposición Diversidades Compartidas, parte de la itinerancia regional de CHILARte, Feria de Arte, que también estará abierta al público hasta el 19 de noviembre en el club social y deportivo, AutoClub Antofagasta.

La iniciativa cultural del reconocido médico antofagastino Héctor Valdés,  pone en valor la identidad regional de la mano de la pasión que siente el profesional y también artista por la cultura y su deseo de convertir a Antofagasta, “ en el Faro cultural del Norte de Chile”.

Según explicó,  esa es su principal motivación para apoyar el desarrollo de esta potente actividad cultural en esta ciudad.

“CHILARTe busca ayudar a transformar a Antofagasta en el faro cultural de todo el norte de Chile, labor no menor, pero ilusionante para todos los habitantes del norte, motivo por el cual se han sumado instituciones del Estado, así como la asociación de industriales, diversas instituciones educativas y fundaciones que buscan una mejoría social y cultural”, dice Héctor Valdés.

CHILARTe debutó en julio de este año en Santiago con la finalidad de ayudar a los artistas nacionales de diversas trayectorias a comercializar sus obras, tras verse afectados por la crisis social y sanitaria que se desató a principios de 2020. Con su presencia en Antofagasta, CHILARTe da continuidad a un fructífero recorrido que la ha situado como la primera feria de arte presencial de Chile.

En el gimnasio de AutoClub, espacio especialmente acondicionado para la presentación de obras, se ha reunido a artistas tanto locales como de otras regiones de Chile, bajo los lineamientos de la curadora de CHILARTe Antofagasta, ROCAL, los cuales atraviesan todas las exposiciones y actividades paralelas de Diversidades Compartidas.

“La diversidad existe. Definida como variedad, desemejanza o diferencia, también es abundancia. En el orden de lo visible, si ponemos un poco de atención, podemos reconocerla en cada lugar o elemento que aborda la mirada. Colores, formas, texturas, tamaños, materialidades y muchos otros estímulos visuales que a diario recibimos, nos recuerdan y enseñan cuan diverso es el mundo que nos contiene, nos nutre y nos refleja. Por otra parte, la diversidad se construye, casi siempre al margen de lo conocido, lo homogéneo y lo idéntico, arriesgando nuevas conexiones, tensionando, poniendo a prueba, fracasando y experimentando. No hay genios. Hay exploradores”, señala ROCAL en su texto curatorial.

Los artistas participantes en esta muestra son Alejandra Delfau, Alicia Guzmán, Catalina Mena, Constanza Sierralta, Daniela Orlandi, Francisca Ruiz, Jorge Luis Honores, Josefina Marinkovic, Amelia Errázuriz, Karen Uribarri, Liza Marzolo, Maite Izquierdo, Margarita Garcés, María José Concha, María José Vicuña, Patricia Domínguez, Proyecto Rocal, Sol Guillón y Taller Bloc.

Junto a ellos exponen, de forma paralela en el Hotel Enjoy (del 3 de noviembre al 25 de diciembre, Salón Foyer), los y las artistas Catalina Mena, Maite Izquierdo, Tomás Santelices, Amelia Errázuriz, Carlos Baeriswyl, Camila Ramírez, David Corvalán, Marlis Lund, Marie Rosmanich y María Angélica Echavarri, de Santiago, así como los artistas antofagastinos Alicia Guzmán Cifuentes, Jorge Mella Sarria y Noemi Karamanos.

Diversidades compartidas está comprometida a apoyar y dar visibilidad a los artistas locales, para lo cual lanzó una convocatoria abierta que ha puesto énfasis en esta región. El objetivo final es no solo apoyar a artistas chilenos a través de la exhibición y comercialización de su obra sino, además, contribuir con el libre acceso a la experiencia y educación artísticas por canales no formales en una zona donde no existen escuelas ni museos de arte.

“Los creadores que integran estas muestras en Antofagasta exploran y conectan distintos materiales, colores y formas, para construir lenguajes, relatos y experiencias que invitan a participar de la diversidad a través del arte. Toca ahora al espectador completar el acto de creación”, puntualiza ROCAL.

El AutoClub es además espacio para la realización de talleres, visitas de escolares y guiadas por artistas participantes en CHILARTe.

Los talleres estarán dirigidos a diversos públicos: escolar/infantil; público especializado; y público general (adultos) y se centran en creatividad compartida, libro de artista, construcción de kipu, creación de una obra colaborativa entre artistas y públicos, y construcción de apachetas y piedras en equilibrio con foco principal en los niños.

Las fechas y horarios tanto de los talleres como de las visitas guiadas se darán a conocer próximamente. Todas las actividades son gratuitas y se exigirá pase de movilidad para el ingreso.

Cultura

Puricamani: la expo que evidencia la relación entre los lickanantay con el agua

Publicado

el

Como una forma de seguir aprendiendo sobre la cultura Lickanantay, desde una mirada propia de arraigo e identidad, la fotógrafa y diseñadora, Daniela Esperanza, en conjunto a Balmaceda Arte Joven (BAJ) Antofagasta y MattaPrat espacio colaborativo, presentan “Puricamani”, la serie de obras que hablan sobre el estrecho vínculo que ha generado este pueblo con la Puri, que significa agua en el idioma ckunsa.

A través de un montaje de fotografía documental, se da a conocer que los lickanantay han construido una cosmovisión propia con el ciclo del agua, que va más allá de los aspectos cotidianos, sino que es relevante en todos los hitos que la comunidad lleva a cabo, volviéndose conocedores absolutos de este elemento, denominándose sembradores y cosechadores de agua en el desierto más árido del mundo.

“Puricamani es una propuesta etnofotográfica que deja en manifiesto el conocimiento natural de los lickanantay con el agua, el trato con este elemento en horizontalidad, no hay jerarquías ni dominio, sino más bien un diálogo en complementariedad que se evidencia en sus etapas, ciclo agrario y de vida, como lo manifiesta también la etnoastronomía”, expresó Daniela Esperanza.

Jorge Wittwer, director regional de BAJ Antofagasta, señala que “Durante el 2022, hemos puesto el foco en relevar el trabajo y creaciones realizadas por mujeres fotógrafas de la región, generando propuestas expositivas con diversas temáticas, las que han sido programadas en el transcurso del año”.

Por su parte, Luis Echeverria, director creativo de Marchantes, sostiene “hemos abierto nuestro espacio colaborativo a la comunidad, lo que nos da la posibilidad de convertirnos en una plataforma de difusión de artistas locales y emergentes”.

La exhibición estará disponible desde el 20 de junio hasta el 20 de julio, en MattaPrat espacio colaborativo, ubicado en Arturo Prat #712. Los horarios de visita son de 11:00 a 13:00 y de 15:00 a 17:00 horas.

Para conocer más sobre el montaje de “Puricamani”, trabajo de la fotógrafa Daniela Esperanza, ingresa a la web www.baj.cl, donde podrán visitar la galería online.

Seguir Leyendo

Cultura

Realizan talleres sobre Algarrobos y Chañares en San Pedro de Atacama

Publicado

el

Entregar conocimientos para la transmisión de la cultura viva lickanantai en torno a los árboles como el Algarrobo y Chañar, es el objetivo principal del proyecto “Yali: Escuela Viva”, impulsado por la artista Silvana Martínez Muñoz, que se desarrolla en la comuna de San Pedro de Atacama y que este lunes 20 de mayo efectuará su tercer taller gratuito y abierto a la comunidad local.

La iniciativa financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Fondart Regional, convocatoria 2022, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, en su tercer taller abordará los “Diversos tipos de semillas y usos tradicionales” y será dictado por la antropóloga Francisca Greene.

Quienes asistan a la instancia formativa, que se desarrollará desde las 16:00 horas en Chulacao 61 A Quitor, podrán conocer sobre la diversidad de semillas y usos de las mismas, que van de lo cotidiano a lo ritual, conformando parte de tradiciones en torno a los muertos, rituales de agradecimiento a la tierra y el carnaval.

Según manifestó la ejecutora del proyecto, Silvana Martínez Muñoz “Creemos que los algarrobos, chañares y sus frutos,  son una parte importante de la vida en el desierto y su cultura, por eso realizamos estos talleres, para dar a conocer su importancia y revalorizarlos. Por ejemplo, de bajo de un algarrobo se viste el carnaval, de sus frutos se elabora nuestra bebida ritual aloja ,el arrope de los frutos del chañar es medicina para la tos; como vemos el árbol está siempre presente en el desarrollo de las cultura lickanantai”.

En tanto, el seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Antofagasta, Claudio Lagos Gutiérrez, destacó el desarrollo de la iniciativa que “permite poner en valor el patrimonio cultural inmaterial Lickanantai con la transmisión de saberes y conocimientos ancestrales en torno a los árboles tradicionales de la zona, como es el algarrobo y chañar, lo que permitirá especialmente a las nuevas generaciones interiorizarse sobre su importancia y uso, factores que para nuestra Seremi son muy importantes a la hora de apoyar la ejecución de una iniciativa como Yali: Escuela Viva”.

Cabe destacar que la instancia formativa continuará el próximo sábado 25 de junio, en el mismo horario y lugar con el taller “Crianza y manejo tradicional del Algarrobo y el Chañar” donde se aprenderán los distintos tipos de semillas de Algarrobo, sistemas locales de reproducción del Algarrobo y el Chañar, época de germinación, cuidados, ubicaciones dentro de la chacra, entre otros contenidos.

Quienes deseen asistir a cualquiera de los talleres, deberán inscribirse previamente en www.fundacionhogarnatural.com o al Wathsapp +56 9 62094965, indicando nombre, teléfono y motivación para participar de los talleres.

Seguir Leyendo

Cultura

“Chajnantor, mirar hacia atrás”, de La Huella Teatro, retorna tras 11 años de su estreno.

Publicado

el

En 2011, La Huella Teatro montaba por primera vez “Chajnantor, mirar hacia atrás» en el Teatro Municipal de Antofagasta. La obra, sobre ritos mortuorios de los pueblos indígenas precolombinos del Norte Grande, se reestrenará este 2022, a propósito de la coincidencia de tres hitos relevantes: el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, la inminente declaración en Calama de la lengua Ckunsa como el idioma madre del pueblo Licanantay, y la inscripción oficial del asentamiento y momificación artificial de las momias Chinchorro, en la Lista de Patrimonio Mundial del Comité de Patrimonio de la Unesco.

“Remontar esta obra es fortalecer los procesos de memoria, educativos y de socialización, teniendo como eje la revaloración del patrimonio inmaterial de la historiografía de los pueblos indígenas. En miras al reconocimiento fehaciente de Chile como un Estado Plurinacional, adquiere aún más preponderancia dar a conocer esta pieza teatral”, comenta Alejandra Rojas Pinto, directora de la obra.

“Chajnantor, mirar hacia atrás”, narra la historia de una abuela que, mientras cava el hoyo en donde irá la piscina que prometió a su nieto, se encuentra con algo más que tierra. El hallazgo es el inicio de un viaje que moverá polvo, tiempo y espacio, teniendo el privilegio de entrar al lugar al que solo se accede por una vía: la muerte. En las manos de la anciana estará el destino final que los antiguos trazaron para los suyos.

“Chajnantor” se aproxima a 2 culturas del norte de Chile, Chinchorro y Licanantay, que, si bien no son contemporáneas entre sí, comparten la visión de que la muerte no es el fin, sino el inicio de otro viaje. De esta forma, la obra es una invitación a reflexionar sobre la relación con los pueblos indígenas, a hacerse parte del rescate de la memoria, y a comprender que la identidad es un valor inmaterial que no se puede desconocer, debiendo respetar aquello que otros, en este tiempo u otro, consideraron sagrado.

“Creo que la magia de ´Chajnantor` está en poder reivindicar a nuestros ancestros, en dar nuestros respetos a ellos y a los pueblos originarios. Es poder comunicar que, a través del teatro, podemos entender conceptos o premisas tan importantes como respetarles y recordarles”, argumenta Valentina Escorza Luongo, actriz de La Huella Teatro, asistente de Dirección y entrenadora de actores y actrices de la obra.

El remontaje de “Chajnantor, mirar hacia atrás” es un proyecto adjudicado al Fondo de Artes Escénicas en la Línea Remontaje Escénico Nacional, y cuenta con la colaboración de la Fundación Ruinas de Huanchaca, en coproducción con La Huella Teatro, iniciativa y trabajo que fue destacado por el seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Antofagasta, Claudio Lagos Gutiérrez.

“Me gustaría relevar el trabajo que hace la Huella Teatro y que lleva realizando hace mucho tiempo, a propósito de la raíz de teatro antropológico en torno al remontaje de ´Chajnantor, mirar hacia atrás`, una obra que habla de los pueblos originarios, de la cosmovisión, del rescate; de esta mirada distinta e ingenua de los niños de pueblos originarios, frente a lo que significa el rescate y la mirada más occidentalizada, esta contraposición de mundos que se genera y que nos hace reflexionar acerca de lo que está sucediendo con el patrimonio de nuestro país y lo que significan estas diferentes naciones, pueblos originarios que coexisten y cohabitan en nuestro país. Valoramos esto y como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio estamos trabajando fuertemente en este rescate y en el apoyo que significa la investigación y el trabajo que realizan entidades tan importantes como la Huella Teatro, de la mano de Alejandra Rojas”, agregó la autoridad regional de las Culturas.

La directora del montaje, enfatiza en que “reponer `Chajnantor, mirar hacia atrás´, no sólo aporta a las artes escénicas y su relación con una mirada antropológica, sino también a reflexionar acerca de nuestros antepasados y su memoria, siendo una propuesta que pone en valor el patrimonio inmaterial de la historia de dos pueblos indígenas del norte grande. Mirar hacia atrás… eso es CHAJNANTOR, respetar el viaje de nuestros muertos, respetar la memoria”.

 

Ficha artística: 

 Un proyecto de La Huella Teatro 

 Dirección general: Alejandra Rojas Pinto.

Dramaturgia: Amarilis Colomba Rojas.

Asistencia dirección: Valentina Escorza

Producción general: La Huella Teatro.

 

Elenco:

Valentina Escorza.

Ornella Rocco.

Mariana Barahona.

Gabriel González.

 

Diseño sonoro: Claudio Merlet.

Diseño escenografía: Eduardo Jiménez y Alejandra Rojas.

Asistente de diseño escénico: Karla Ramos.

Diseño y confección de Máscaras, arreglos marionetas: O´Ryan Lab.

Confección vestuario: Eliana Rojas.

Diseño iluminación: Julio Escobar.

Iluminación: Franne Goic.

Sonido: Romina Roa.

Registro audiovisual: Patricio Farías.

Prensa: Lorena Álvarez Chávez, Catalina Tapia.

 

Financiado por Fondo de AAEE, Remontajes Escénico.

Patrocina: Unesco y Fundación Ruinas de Huanchaca.

Seguir Leyendo

Tendencias