Empresarias recientemente formadas conocieron las claves del cooperativismo

Escrito por
image_pdfimage_print

El Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género y el Centro de Emprendimiento y de la Pyme de la Universidad Católica del Norte certificaron a 28 empresarias de la región que participaron durante dos meses en la Escuela Regional de Emprendimiento Femenina, en un acto que tuvo por objeto, asimismo, mostrarles la alternativa de potenciar sus negocios a través de la formación de una cooperativa.

“Este tipo de capacitación para empresarias buscó entregarles las  herramientas necesarias para potenciar la autonomía económica y de esta forma tomar decisiones con mayor libertad y mejor informadas para dejar de sufrir discriminaciones de diversa índole”, afirmó la Directora Regional del Sernam y la Equidad de Género, Viviana Ramírez Páez.

La escuela fue impartida a mujeres provenientes de las comunas de Mejillones, Calama, Tocopilla y Antofagasta para que en tiempos de incertidumbres “de la economía mundial, cosa que no ha cambiado demasiado al día de hoy, en estos escenarios, la creatividad y los sueños se cumplan. Ustedes han  demostrado que tienen la fuerza suficiente para salir adelante”, afirmó el Decano de la Facultad de Economía y Administración de la UCN, Fernando Álvarez Castillo.

Ocasión en que la Seremi de Economía, Gabriela Gómez Peralta, extendió la invitación a las emprendedoras para acceder a otras fuentes de estudios, por medio de la participación en los Centros de Negocios de Antofagasta, Calama y prontamente en Tocopilla.

Cooperativismo  y trabajo decente

Terminada esta etapa de capacitación, las asistentes presenciaron de la exposición de Marco Fernández Neira, quien fue el principal promotor de las farmacias populares, iniciativa que contó con el apoyo de la Municipalidad de Recoleta. En este municipio conformó además cooperativas de aseo clínico o de limpieza de calles, a fin de abrir alternativas al negocio que ejecutan las empresas subcontratistas y entregar a las mujeres una nueva fuente de negocio.

“El cooperativismo tiene que ver con la cooperativización del tiempo y de los horarios, lo que permitiría a las jefas de hogar y dueñas de casa complementar el desarrollo profesional y laboral con la vida personal, sin estar limitadas a las ocho horas del trabajo y con malos sueldos y que son condicionantes que les impiden salir al campo laboral”, dijo Fernández.

Opinión que fue compartida por la Directora del Sernam y la Equidad de Género por cuanto “el cooperativismo podría potenciar sus ideas de negocios para distribuir mejor sus tiempos y responsabilidades y hacerlo compatible con otras obligaciones tradicionales que aun hoy en día deben cumplir las mujeres”.

El expositor, junto a la socia de la cooperativa Kasa Ecolety, Leticia Silva Valdés, visitó el proyecto de creación de una feria conformada por mujeres en el sector norte de la ciudad, y se reunieron además con integrantes del Rincón de Emprendimiento Femenino que opera en Homecenter Sodimac.

Categorías de los artículos:
Regional

Comentarios cerrados.

Menu Title