Inauguran primer centro de cultivos para la producción de especies marinas con agua de mar procedente de la minería

Escrito por

Con erizo rojo y algas huiro palo, partió en Chile una iniciativa pionera que utiliza el agua de mar procedente de la minería, para producir  juveniles de invertebrados de importancia comercial, destinados a la repoblación y cultivo en áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos, cuyo inicio tuvo lugar en el sector de Caleta Cifuncho (Taltal) en la región de Antofagasta.

El moderno centro, consiste en un hatchery modular, emplazado en un área entregada en comodato por Minera Las Cenizas S.A. empresa que extrae del océano agua sin desalar para el desarrollo de sus operaciones productivas en el sector.

El nuevo complejo forma parte del proyecto FAP-ACUYMIN, que une la acuicultura y la minería, en una iniciativa que cuenta con el respaldo científico y técnico de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte (UCN).

“ACUYMIN es un laboratorio, hatchery, donde el objetivo es producir semillas, estados larvales, para posteriormente llevarlos al mar y hacer repoblación en áreas de manejo”, explicó el director del proyecto y  académico del Departamento de Acuicultura de la UCN, Luis Pereira Chávez, quien destacó como un hito la puesta en marcha del recinto dedicado a la producción de invertebrados marinos, plántulas y algas.

El investigador indicó que el laboratorio considera tres secciones: una dedicada a la toma de agua y filtrado; otra que incluye una sala de microalgas donde se produce el alimento para la alimentación de los estados larvales de erizos, ostiones, piure, ostras y abalones, que son las especies que ACUYMIN tiene permiso para producir. Finalmente, considera una sección con 10 estanques, de 500 litros cada uno, dedicada al desarrollo de los cultivos.

El ingeniero acuicultor, formado en la UCN, Alejandro Cuéllar, sostuvo que en cada estanque se concentran unas 300 mil unidades de erizos, con un total cercano a los tres millones, los que luego serán llevados al mar para que puedan crecer, desarrollarse y repoblar el sector.

Este logro fue subrayado por el decano de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN, Juan Macchiavello, quien destacó la alianza existente entre la empresa, los pescadores y la universidad, para aprovechar las aguas que extrae la minera, para desarrollar un centro de cultivo destinado a obtener semillas y hacer actividades de repoblamiento.

 

ESFUERZO CONJUNTO 

La puesta en marcha de ACUYMIN involucró una alianza estratégica que incluye el aporte de la UCN, del Grupo Minero Las Cenizas S.A., el Sindicato de Trabajadores Independientes de Buzos Mariscadores y Ramos Similares de Caleta Cifuncho, Taltal, así como el financiamiento del Gobierno Regional de Antofagasta, y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), a través del Fondo de Administración Pesquera (FAP), para el fomento productivo del sector pesquero artesanal de la región de Antofagasta.

“Es un gran proyecto a nivel nacional”, destacó el gerente de Operaciones de Faena Taltal del Grupo Minero Las Cenizas S.A., Raúl Silva Delgado, quien puso de relieve la proyección, y sobre todo la sustentabilidad de la iniciativa materializada en la costa norte de Chile.

El impacto social de la primera etapa de la iniciativa fue resaltado por el presidente del Sindicato de Pescadores de Caleta Cifuncho, Carlos Ortiz, quien valoró un emprendimiento que implica no solo dedicarse a la extracción, sino ser acuicultores de sus propios recursos, los que en la actualidad están en peligro de extinción o son sobreexplotados.

“Vamos a llegar a otras caletas del país con la difusión de este nuevo hatchery que se está formando con los pescadores, la universidad y Minera Las Cenizas, que es el trío que nos hemos unido para salir adelante”, plantó el dirigente.

Lo anterior fue complementado por el alcalde de Taltal, Sergio Orellana Montejo, quien acentuó la colaboración entre distintos estamentos, para aprovechar los recursos de un océano que está abierto para su desarrollo. “Queremos reproducir en cautiverio el erizo, piure, algas y cualquier otra especie que podamos desarrollar, y luego llevarlas al mar para que tengan un crecimiento normal y poblar nuevamente esta linda costa”, planteó el edil.

En esta línea, el director general de Vinculación con el Medio de la UCN, Sergio Alfaro Malatesta, subrayó que el proyecto, que nació de una necesidad planteada por la comunidad de pescadores, constituye una muestra significativa del aporte que puede hacer la UCN. “Hace mucho sentido dentro de nuestras políticas de vinculación, y de cumplir la misión de la Universidad en relación con nuestra comunidad”, puntualizó.

Etiquetas del artículo:
Categorías de los artículos:
Educación

Comentarios cerrados.