Pobladores de Talabre potencian turismo local con dos nuevos miradores

Escrito por

Estos nuevos espacios y el mejoramiento del centro de información crean un circuito turístico que será administrado por la comunidad atacameña de Talabre.

A los pies del volcán Láscar, a más de 3 mil msnm, la comunidad indígena de Talabre cumplió un anhelado sueño: La inauguración de dos miradores turísticos localizados en los sectores de Saltar y Talabre Viejo, cuya iniciativa es apoyada por SQM y que busca desarrollar el turismo en la zona con el propósito de diversificar la economía de este poblado, que desde los albores de su asentamiento se dedica a la ganadería y a cultivar la tierra.

Los miradores fueron confeccionados con roca del sector para no impactar la infraestructura ni el valor patrimonial del poblado. Además, cuenta con bancas, un muro de contención de viento, mesa y señalética informativa. En el diseño y construcción participó activamente la comunidad de Talabre, quienes junto a SQM se enfocaron en generar un espacio de visualización panorámica del sector y del volcán Láscar, puesto que el interés es trabajar en conjunto para mejorar la calidad de vida de la comunidad, desarrollando capacidades y poniendo en valor el patrimonio cultural e histórico del poblado.

En la inauguración, en cada uno de los nuevos puntos turísticos, la comunidad atacameña conmemoró este hito con un tradicional convido para agradecer a la Pachamama. El recorrido comenzó en Saltar, a 4 mil 200 msnm, lugar donde los habitantes de Talabre al son de las tradicionales lakitas, procedieron a recibir y bendecir la obra con un escenario mágico de fondo: el volcán Lascar y la colorida cordillera altiplánica.

Luego, la caravana avanzó hacia Talabre Viejo para presentar al segundo mirador. Finalmente, se trasladaron al antiguo poblado donde culminó la jornada con la inauguración de un nuevo centro turístico que eventualmente funcionaría como albergue y oficina de informaciones.

Elisa Sosa Tejerina es la presidenta de la comunidad de Talabre. Con emoción valoró este hito desarrollado junto a SQM, empresa minera que financió ambos proyectos en coordinación con la comunidad. “Para mi y mi gente estamos frente a un sueño que pudo hacerse realidad tras años de esfuerzo y trabajo. En muy buena hora contamos con estos espacios que nos permitirán desarrollar el turismo local, pues queremos comenzar a explotar estos miradores proponiéndoles a los turistas nacionales y extranjeros una nueva ruta que pone como protagonistas a nuestro Talabre y los hermosos paisajes que rodean al volcán Láscar”.

Alejandro Bucher, vicepresidente de Medioambiente, Comunidades y Tecnología, expresó que: “nos enorgullece como compañía ser testigos de cada uno de los logros de las comunidades aledañas a nuestras operaciones. En este caso, valoramos la organización de la comunidad de Talabre para la definición de este proyecto que viene a complementar su anhelada ruta turística. Hemos sido testigos del avance de las obras, puesto que con la directiva de la comunidad y sus asesores hemos establecido un diálogo permanente (mesa de trabajo mensual) lo que nos ha permitido ir conociendo a la comunidad, entender sus proyecciones, considerar su organización interna y por sobre todo definir proyectos en conjunto que sean realmente impulsores de oportunidades de desarrollo. Es por eso no dudamos en contribuir a la materialización de este sueño. Una gran iniciativa y herramienta que les permitirá defender y difundir su patrimonio, y contribuir a alcanzar un robusto desarrollo económico a través del turismo”.

Talabre

Se estima que hace no más de 20 años la comunidad de Talabre se trasladó desde Talabre Viejo a Talabre nuevo, ubicado en el sector denominado Campo Azul a 5 km del antiguo poblado, debido a los fuertes eventos y precipitaciones de carácter estival. Hoy esos antiguos sectores se convierten en un espacio que pone en valor la cultura y los majestuosos paisajes por medio de la construcción de miradores turísticos, que son lugares de observación.

En la actualidad, de forma permanente habitan en Talabre 16 familias, cuyos integrantes viven de la agricultura familiar y la ganadería. Para Claudia Armella, integrante de la agrupación de turismo de Talabre, los nuevos espacios turísticos son atractivos “ganchos” para incentivar a que las nuevas generaciones se queden en pueblo emprendiendo proyectos que potencien el turismo local.

“Como agrupación estamos muy orgullosos porque finalmente podemos comenzar a desarrollar el turismo local; una importante instancia para incentivar a que los jóvenes como yo nos quedemos en Talabre contribuyendo a su desarrollo”, explicó Claudia, quien además agregó que: “nos estamos capacitando para entregarle a los turistas una experiencia única, pues nuestra intención es que guías locales puedan difundir nuestras costumbres y tradiciones, quiénes somos y hacia dónde queremos ir como comunidad”.

Etiquetas del artículo:
· ·
Categorías de los artículos:
Cultura

Comentarios cerrados.